Receta de melindres gallegos

melindres gallegos

Exquisitas rosquillas gallegas al horno y después glaseadas.


Los melindres son uno de los dulces gallegos típicos entre las recetas de cocina gallega. Son muy similares a rosquillas y en Galicia tienen muy buena fama los melindres de Melide y Silleda. La parte delicada de su elaboración des conseguir el punto justo de la masa de los melindres y del almíbar para su glaseado. Pese a todo una vez que hayamos practicado un poco y le hayamos cogido su punto, son muy fáciles de elaborar. Pensando en ello y para no desperdiciar ingredientes por falta de práctica las cantidades indicadas en esta presente receta de melindres gallegos van calculadas en unacantidad mínima, pero que nos cundirán para elaborar una docena de ellos.

Así se hacen los melindres gallegos:

Ingredientes
- 3 yemas de huevo grande
- 1 cucharadas sopera de mantequilla derretida
- media copa de anis
- harina la que admita (unos 250 grms)
- para el almíbas: 200 grm azucar y 100 cc de agua
  
Elaboración
Mezclamos las yemas con la mantequilla y el anis. Poco a poco vamos añadiendo harina hasta conseguir una masa muy blanda y suave que terminaremos de amasar sobre la mesa, rectifiando poco a poco de harina hasta conseguir una masa suave, no pegajosa y blanda, similar a la masa de churros. Para dar forma a los melindres cogemos trozos de masa con las manos enharinadas y formamos bolas del tamaño de una nuez o albóndiga grande, luego colocadas sobre la mesa las aplastamos muy ligeramente apretando con la palma de la mano y después, ayudándonos del dedo índice o pulgar, apretamos sobre ellas haciéndole una hendidura profunda en el centro, holgada y bien marcada. Debemos hacer bien marcado y profundo dicho agujero, pues los melindres al hornearse hinchan bastante y se cierran un poco, debiéndonos de quedar horneados con una forma similar a una rosquilla pero sin el agujero completamente abierto. En el video adjunto podeis ver dicho detalle. A medida que los formamos los vamos acomodando algo separados en la bandeja del horno enharinada ó sobre papel de horno antiadherente. Los dejamos reposar aproximadamente durante 1 hora antes y procedemos a hornearlos.

Una vez reposados los cocinamos en el horno previamente bien caliente, fuego fuerte (220-230º C) y bandeja a altura media hasta que esten dorados con un color castaño claro. Los melindres deben de hornearse muy poco tiempo, tan solo con unos 10 minutos les llega. Ya horneados los dejamos enfriar al menos durante 1-2 horas, pues deben de estar completamente fríos antes de glasearlos.

Ya fríos los melindres preparamos el almíbar poniendo al fuego el azúcar con el agua y dejándolo cocer a fuego moderado hasta que logremos un almíbar a punto de hebra. Conoceremos dicho punto cuando veamos que el almíbar esté espeso y que al coger y verter un poco con una cuchara caiga pesadamente de la misma dejando el sobrante de un fino hilo. También podemos conocer dicho punto humedeciendo los dedos índice y pulgar en el almíbar y que luego al separarlos se nos forme dicho fino hilo. Dicho punto del almíbar suele alcanzarse al cabo de unos 15 minutos de cocción del agua azucarada. Cuando esté listo lo retiramos del fuego, lo dejamos templar y glaseamos rápido con el mismo los melindres. El glaseado podemos hacerlo empapapando cada melindre uno a uno en el almíbar ó bien hacerlo todos juntos ó por tandas. Si optamos por glasearlos todos juntos ó por tandas lo podemos hacer o bien añadiendo los melindres al almíbar ó bien colocándolos en un cuendo y bañándolos con cantidad suficiente del mismo, procurando removerlos rápido de cualquiera de las dos maneras que lo hagamos. Una vez glaseados los dejamos escurrir y enfriar sobre una rejilla o papel de horno hasta que seque y cristalice el glaseado.
  
Trucos y consejos:
- Los melindres han de cocerse con el horno muy caliente y a temperatura fuerte durante unos 10 minutos.
- El punto del almibar para el glaseado de los melindres es importante, pues debemos de lograr un glaseado con presencia aunque no excesivo, blanquecino, consistente pero a la vez tierno y fácil al paladar.
- El almíbar debemos de usarlo templado y glasear con rapidez los melindres en el mismo, pues suele cuajar rápido y perdería su punto dificltándonos su glaseado.

VIDEO RECETA DE MELINDRES GALLEGOS



¿Te ha gustado?. ¡Compártelo!.
Buen provecho y éxitos culinarios para todos.
Fernando.
La Empanada Gallega : recetas de empanadas, masas y de cocina gallegas

Comentarios

Recetas más populares de este blog:

Receta y masa de empanada gallega paso a paso

Empanada gallega : ¿está su secreto en la masa?

Receta de chulas gallegas

Receta de chicharrones gallegos

Receta de zorza

Receta de orejas de carnaval