Receta de arroz con bogavante

Un arroz caldoso y meloso con bogavante ó langosta


Esta receta de arroz con bogavante ó langosta es una acertada manera de preparar esta clase de crustáceos, ya que estos mariscos por tener una carne muy firme, algo seca y abundante necesitan degustarse acompañados de alguna salsa que les de la jugosidad. Gran parte del éxito culinario de esta receta rside en conseguir el punto justo del arroz, que debe ser caldoso, meloso y muy húmedo, ya que si nos quedase más hecho, como por ejemplo en el punto de una paella tradicional, el cocinado del crustáceo nos resultaría demasiado seco. El arroz con bogavante, como se indica en la receta, también lo podemos preparar igualmente con langosta y hasta incluso diría que con cigalas enteras de tamaño grande. Y si deseamos alegrar un poco más el plato podemos complementarlo con algún marisco de concha ó hasta incluso con uno poco de calamares, pero siempre en su justa mdida para no restar protagonismo a su ingrediente principal el bogavante ó langosta.

Así se hace el arroz con bogavante

Ingredientes
- 1 medida de arroz
- 3 medidas de agua
- 1 bogavante ó langosta
- cebolla, pimiento, tomate, ajo y perejíl
- azafrán ó colorante amarillo

Elaboración
Lavamos el bogavantete ó langosta. Luego cortamos su cuerpo con su cáscara en rodajas de unos 2 cm de grueso, su cabeza en trozos medianos, sus patas tenazas las troceamos y las semicascamos ligeramente con un golpe procurando que cada parte quede en una pieza sin llegar a resquebrajarse por completo. En una paellera ó cazo ancho y bajo con un chorro de aceite cocinamos un sofrito para guisos con las hortalizas finamente picadas. Cuando este a medio hacer le añadimos el bogavante ó langosta, rehogamos un par de minutos para que se haga un poco y luego le añadimos las 3 medias de agua, salamos si hiciese falta y dejamos cocer a fuego moderado durante unos 5 minutos. Finalmente añadimos el azafrán ó colorante y el arroz, removemos y dejamos hacer a fuego moderado hasta que el arroz esté en su punto y quede un arroz caldoso, pudiendo para ello añadir algo más de agua si hiciese falta. Es preferible concumir el plato recién hecho, pues el arroz con el reposo podría cuajar y no nos quedaría lo deseable de caldoso. El punto del arroz es cuando esté caldoso y meloso, es decir que se note muy húmedo y muy resbaladizo al dejarlo caer de cuchara, pero sin llegar al punto de estar aguado como una sopa ó caldo.

Trucos y consejos
- Si los bogavantes ó langostas fuesen de tamaño muy pequeño los limpiamos de cabeza-tenazas y, en vez de cortarlos en rodajas, los trocearemos enteros en 2 partes a lo largo ó bien en 2 a lo ancho ó los dejamos enteros, como prefiramos.
- Podemos complementar con alguna clase de mariscos, por ejemplo almejas ó mejillones, que añadiríamos crudos y enteros al tiempo del bogavante.
- De las 3 medidas de agua indicadas opcionalmente podemos poner 1 de ellas de buen vino blanco.

¿Te ha gustado?. ¡Compártelo!.
Buen provecho y éxitos culinarios para todos.
Fernando.
La Empanada Gallega : recetas de empanadas, masas y de cocina gallegas

Comentarios

Recetas más populares de este blog:

Receta y masa de empanada gallega paso a paso

Conservación congelación de empanadas y su masa.

Empanada gallega : ¿está su secreto en la masa?

Receta de chulas gallegas

Receta de masa de empanada gallega con aceite del guiso

Receta de chicharrones gallegos