domingo, agosto 27, 2006

Hummm... hoy hice una empanada de muerte!!

Una de muerte y otra de resucitar.
Hoy husmeando en la nevera buscando algo para cenar me encontre entre los congelados un paquete de laminas de hojaldre de las que venden ya elaboradas, y me vino a la cabeza la idea de hacerme una empanada. Pensaba hacerla me del socorrido atun de lata, pero recorde un anuncio que vi en television de una marca de "Paninis", esas medias barras de pan que estan cubiertas de jamon o atun, queso y son parecidos a una pizza... asi que se me vino a la cabeza el hacer algo semejante... pero casero y en empanada. Asi pues, despues de requete-urgar en la nevera, me decidi por unos hermosos puerros que alli estaban medio olvidados, un poco de jamon York y un pequeño envase de nata liquida que me encontre de por medio.
Lo primero que hice fue poner a descongelar las laminas de hojaldre y, mientras se descongelaba, me puse manos a la obra poniendo en una sarten una pizca de aceite, donde rehogué a fuego muy suave aquellos deliciosos puerros cortados en aros finos con un poco de perejil picado. Al final, cuando casi estaban ya en su punto, les añadi un chorro de nata, dejandolo reducir. El resultado fue algo asi como un
conjunto en una salsa semi-espesa pero al mismo tiempo ligera y que deje enfriar un poco antes de empezar a elaborar la empanada.
Ya frio, estire las laminas de hojaldre, cubrí la base de la empanada con unas lonchas de jamon, reparti por encima el puerro con su salsa, lo espolvoree todo por encima con queso rayado, humedeci los bordes de la base de hojaldre con un poco de agua para que al colocarle la base la empanada quedase bien cerrada y la termine cubriendola con la otra lamina de hojaldre estirada igualmente. Ya lista, aprete bien los bordes, la trenze a mano todo alrededor (tambien podria haberlo hecho presionando el borde con la punta de un tenedor), la pinte con huevo batido, la piqué simetricamente por encima para que no inflase al cocer, luego le hice un pequeño agujero en medio y la meti al horno previamente caliente con ella... cociendola a 200 grados C y altura media sobre la bandeja del horno humedecida con agua (porque para cocer hojaldre no hace falta engrasar la bandeja de horno pues de por si el mismo ya tiene bastante grasa).
Ya lista, y tomandola aun templadita, resulto ser una verdadera delicia, pues al parecer la nata y el jamon ayudaron bastante a suavizar el quizas, para algunos, sabor demasiado fuerte del puerro.
Os la recomiendo.
Fernando
Tambien puedes encontrarme en mi web sobre La Empanada Gallega
P.D: La proxima vez pruebo a hacerla con el jamon picado en tacos en lugar de en lonchas, sustituyendo el queso rayado por un buen queso de fundir en lonchas y alguna que otra aceituna, alcaparra o anchoa de por medio... que seguro si no esta de muerte está de resucitar!!

No hay comentarios: